Tecnologías que lideran la transformación digital en el comercio

Si las tiendas tradicionales quieren mantenerse abiertas y ser competitivas, deben revolucionar la forma en que llegan a los clientes. Sin embargo, implementar la tecnología por el solo hecho de hacerlo no es productivo. En cambio, los minoristas deben dirigir su atención al cliente y cómo han cambiado en los últimos años.

Aquí hay algunas tecnologías que pueden mantener viva y vigente a la tienda física, si recuerdan mantener al cliente como una prioridad:

1. Marketing digital

Con los clientes pegados a los dispositivos habilitados para Internet, el marketing digital se vuelve más importante que nunca para los minoristas que se conectan con los compradores. Ya sea que se trate de cupones digitales, narración de historias virtuales, correos electrónicos o publicidad aumentada, las compañías están aumentando su juego de marketing digital.

2. Inteligencia de Negocios

Estudiar analítica es vital para entender a su cliente. La información, como la demografía y el tráfico de clientes, permite a las empresas tomar decisiones más inteligentes basadas en los detalles del cliente, así como personalizar la experiencia del cliente.

3. Omnicanal

El comercio omnicanal es un enfoque de compras multicanal que tiene como objetivo hacer que la experiencia del cliente sea más fluida a través de los canales en línea y en persona. Walmart se está subiendo al tren omnicanal con su servicio de pedido por mensaje de texto. Este servicio de entrega permite a los clientes pedir productos a través de mensajes de texto para aumentar la conveniencia.

4. Inteligencia artificial (AI)

AI está automatizando y personalizando la experiencia minorista, con el objetivo de facilitar las compras para el consumidor. Según Deloitte, más de un tercio de los principales líderes de marca están utilizando AI para mejorar los negocios. Uno de los principales movimientos de AI es el desarrollo de tiendas sin caja.

5. Voz

La activación por voz AI es tan popular que merece una sección separada. Ya sea que le indique a su Amazon Alexa que compre cosas o le pida a Siri que busque un artículo en línea, el control de voz ha ganado popularidad en el espacio minorista.

6. Realidad aumentada (AR)

La realidad aumentada está cambiando por completo las experiencias de compra. Los consumidores ahora pueden probar virtualmente la ropa o probar productos a través de AR. Por ejemplo, dentro de la aplicación móvil de Sephora, los usuarios pueden tomar muestras virtualmente del maquillaje en tiempo real. Al colocar filtros sobre sus selfies en vivo, los usuarios pueden ver cómo se verían los productos de maquillaje en sus rostros.

7. Realidad virtual (VR)

Mientras que AR está transformando la experiencia minorista del consumidor, la realidad virtual está cambiando el aspecto comercial. La RV es útil para visualizar y rediseñar tiendas y probar diferentes diseños sin tener que reconstruir físicamente la tienda.

8. Sensores

Los datos de sensores están revolucionando a los minoristas físicos. Las principales marcas colocan estratégicamente pequeños sensores en sus tiendas, que se conectan a los teléfonos del cliente si Bluetooth está habilitado y la aplicación minorista está instalada. Con esta conectividad, los minoristas pueden ver cuánto tiempo llevan los usuarios en sus tiendas y qué recogen, así como ofrecer descuentos personalizados basados ​​en esa información.

9. Reconocimiento facial

La tecnología de reconocimiento facial puede ayudar a los minoristas a comprender mejor las preferencias de los clientes. El reconocimiento facial puede rastrear el lugar en el que los clientes prefieren dentro de las tiendas, determinar la demografía de los clientes e incluso prevenir el robo. Al rastrear a dónde van la mayoría de los clientes en las tiendas, los empresarios pueden desarrollar un diseño de tienda que sea más productivo para su clientela.

10. Servicios en la nube

El seguimiento de inventario, la disponibilidad de existencias, los detalles de envío y las órdenes se están moviendo a la nube. Con la computación en la nube, los minoristas pueden reducir el costo del desarrollo de software y procesar datos a un ritmo mucho más rápido.